Ostara

Esta colección toma su nombre de Ostara, una Antigua divinidad germánica de la primavera. También se la conoce como Eostre, y forma parte de una antigua tradición que conecta el resurgir de las fuerzas naturales con una poderosa entidad femenina. Ostara representa al mismo tiempo el despertar de la luz tras una larga noche, y el renacimiento de la tierra al acabar el crudo invierno, pues es ella quien trae el deshielo y, con él, la fertilidad a los campos.

Esta diosa de la resurrección es también la diosa del amor y el placer carnal, del despertar de los sentidos. Por ello, los materiales utilizados en la colección provocan una variedad de sensaciones: el contraste táctil entre el satén de seda y la superficie desigual del encaje artesano, la yuxtaposición visual de las áreas opacas y las transparencias, la suavidad de las telas que compite con la dureza de los elementos metálicos bañados en oro…

Se han escogido dos colores diferentes para el encaje que se utiliza en los diseños: un blanco perlado y un sutil tono de azul inspirado en los nomeolvides. Como todas las prendas se realizan bajo pedido, ambos colores pueden elegirse indistintamente para cada pieza, combinando las diferentes prendas para crear conjuntos únicos.

Fotografía: Beatriz Maldonado – MUA: Laia Teixidor – Modelo: Anastasia Sopova